INE enfrenta peor escenario que el de 2006: Ugalde

La Revista Peninsular

Nota/Nayeli Cortés y Francisco Nieto

30/06/2017

 

 

El INE enfrenta circunstancias peores a las que vivió el IFE en 2006 cuando se desató la crisis electoral más grave de los últimos tiempos, aseguró Luis Carlos Ugalde, ex presidente del IFE.

 

También consideró que si el instituto encabezado por Lorenzo Córdova no saca tarjetas amarillas a quienes afecten la equidad de las contiendas, así se trate de miembros del gabinete federal, la beligerancia política del 2017 se recrudecerá en la elección presidencial de 2018. En entrevista con El Heraldo de México, el ahora director de Integralia, explicó que el instituto es víctima de ataques de los actores políticos, aderezados con un conflicto magisterial, el surgimiento de los huachicoleros y el aumento de delitos como el de homicidio, que en 12 años pasó de siete a 21 por cada 100 mil habitantes. Esta combinación, previó, complica el escenario del próximo año.

 

“Cuando llegamos a 2006 teníamos al IFE con 65 por ciento de aprobación, fue sólo después de la elección cuando López Obrador comenzó los ataques y desde entonces no ha parado, pero ahora le pone nombre y apellido, es decir, ataca directamente al presidente del INE”, indicó Ugalde.

 

 

QUE EVITEN DAÑO MORAL
Pero no todos los conflictos que vive el instituto, acotó, se deben a factores externos.
Desde su punto de vista, el INE ha sido omiso para poner en orden a los contendientes que generan daño moral en las elecciones con conductas legales pero no legítimas.

 

“Una de las cosas que la gente ha visto del INE es una suerte de omisión en su llamado a la responsabilidad política y un ejemplo fue lo que pasó en la elección del Estado de México; no había nada que prohibiera al gobierno federal mandar a sus secretarios a hacer giras de trabajo, pero es algo que genera daño moral y me parece que el INE pudo salir a decir “gobierno federal, tú puedes hacer esto, pero generas dudas, percepción de abuso y por eso te pedimos que no lo hagas”, indicó.

 

 

Recordó que, como presidente del IFE, él le pidió al ex presidente Vicente Fox guardar silencio para no afectar la equidad de la contienda electoral: “No necesitas tener una facultad en la ley para poder hacer un llamado al gobierno federal y decirle que debe poner el ejemplo y comportarse de manera escrupulosa”.

 

Por eso, Luis Carlos Ugalde urgió al árbitro electoral a mostrar las “tarjetas amarillas” si es que desea impedir que las conductas de los actores políticos compliquen aún más la elección presidencial.

 

 

Sólo la anulación de comicios de gobernador serviría como llamada de atención para quienes propiciaron conductas ilegales como la compra del voto y condicionamiento de programas sociales con fines electorales. Así, agregó, habría incentivo para que 2018 no se parezca a 2017.

 

“Si en las próximas semanas, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación anula una elección, servirá como tarjeta amarilla”, dijo.

 

POR NAYELI CORTÉS Y FRANCISCO NIETO

Esta entrada fue publicada en Democracia y Elecciones, Artículos, Entrevistas, Otros. Guarda el enlace permanente.