El electorado no busca propuestas, sino venganza por la corrupción: Luis Carlos Ugalde

Arena Pública

Nota/Arena Pública

26/03/2018

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Los políticos tratan al electorado como idiota”, suelta el exconsejero presidente del Instituto Federal Electoral en entrevista para Arena Pública.

En el afán de venganza contra el actual gobierno, podríamos acabar con personajes de peor calidad e integridad, advierte Luis Carlos Ugalde, ex consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE).

“Creo que se está reclutando cada vez más a personajes de menos integridad, de menos capacidades políticas y aún más -voy a decir algo con mucho cuidado y responsabilidad- la sociedad mexicana está tan enojada que en esta elección quizá esté buscando un castigo o una revancha”.

“Pero en ese castigo o esa revancha no se fija quienes son las 3 mil 400 personas que van a ocupar los cargos a nivel nacional, en los estados y en las localidades. Y puede ocurrir que en 2019 volteemos a ver y digamos: “Hubo una sacudida de venganza contra la clase política”, prevé Ugalde entrevistado en sus oficinas de Integralia Consultores en la Ciudad de México, una firma de análisis de riesgo político y de evaluación de programas públicos.

El expresidente del IFE, quien en 2006 fungió como árbitro de la contienda electoral cuando el panista Felipe Calderón fue declarado presidente de la República, afirma que los precandidatos presidenciales sí han presentado propuestas, pero que el electorado no requiere de más información -más allá de “dos o tres cosas muy simples que cada candidato nos va a decir”- para emitir su voto.

“Hay cosas que me parecen muy riesgosas e inviables, pero sí hay propuestas. El hecho en realidad es que a la gente no le interesan las propuestas. La gente simplemente quiere oír una o dos cosas muy básicas: quiere saber quién va a ser el vengador de los corruptos y para un segmento de la población eso es lo único relevante”.

“¿Qué elector fuera del círculo rojo [académicos e intelectuales] está interesado en saber cuál va a ser la política fiscal de López Obrador en la franja fronteriza del norte del país? Nadie”.

El lavado de dinero de Javier Duarte, el socavón en Cuernavaca, la estafa maestra, el caso Odebrecht, los desviós de dinero en Sedesol… y la lista continúa. Ejemplos de corrupción sobran, por lo que no es sopresa el hartazgo de la sociedad.

“La sociedad está más cansada, está más harta, desconfía más”

Pero la corrupción no es un asunto solo de los gobernantes, apunta Ugalde quien en octubre de 2003 fue nombrado Presidente del Consejo General del IFE para preparar y celebrar las elecciones locales y federales de 2006. La degradación de la vida pública, también tiene que ver con una sociedad que es corresponsable de esta realidad y que, contrario al discurso político que únicamente busca votos, se tiene que partir de una verdad: “Si este país tiene tendencias a la corrupción, es porque su sociedad es así”.

“Se tiene que partir de algo que los políticos no dicen: la fuente original de la degradación está en la sociedad”.

El economista por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y doctor en ciencia política por la Universidad de Columbia, tampoco duda cuando se trata de señalar a la juventud mexicana como parte de esta sociedad degrada, pues también, contrario al discurso político, cree que no se les hace ningún favor a los jóvenes al tacharlos de ´buenos´ solo por su edad. Incluso llama a este discurso como demagógico.

 

“Los jóvenes son parte de una sociedad apática, conformista y aislacionista…muchos ni si quiera quieren tener contacto humano, entonces yo no veo que sean un factor de cambio” y como muestra apunta los datos de baja participación de los jóvenes en las elecciones pasadas. Para Ugalde los jóvenes no tendrán un peso mayor en las elecciones del 1 de julio.

El autor del libro ‘Así lo viví’ en la que relata su paso por el IFE durante las elecciones de 2006 y lanza duras críticas a los políticos que embistieron la independencia y solidez del organismo electoral ciudadano; tampoco da tregua en sus críticas a la clase política, a quien reprocha el hecho de no hacer jamás corresponsable a la sociedad: “Los políticos tratan al electorado como idiota” remata Ugalde con firmeza.

Los riesgos de una sociedad más dividida

Si las elecciones de 2006 fueron complejas, las que se llevarán a cabo el 1 de julio de 2018 se advierten mucho más complicadas y riesgosas, acepta Ugalde.

“Sí, primero hay más desconfianza hacia las instituciones políticas. En 2005-2006 la confianza en el IFE era del 60%-70%, hoy está entre el 30%-40%.

Dos, el humor social se ha deteriorado. Hace doce años el país estaba en crecimiento, la tasa de paz era la mejor en la época moderna, había siete homicidios por cada 100 mil personas, hoy hay 20-21.

Tres, hoy hay focos de ingobernabilidad muy localizados en algunas regiones del país. La sociedad está más cansada, está más harta, desconfía más. Sí es un contexto político y social más difícil que el de las elecciones presidenciales del 2006″, asevera Ugalde.

Esta entrada fue publicada en Democracia y Elecciones, Entrevistas, Otros, Radio, TV y Radio, Temas. Guarda el enlace permanente.